Unbalanced

Y allí fue donde llegue yo con Mia

Al más hondo de los mundos, al rincón más oscuro de un alma que no existe

Pensé que podría hacer crecer una flor
Pero no había luz, no había sustrato, había nada
Y esa nada me hacía respirar diferente,
un aire pesado y pegajoso que no me dejaba pensar

Mientras, su abrazo sacudía mi alma y mi piel
y me hacía tiritar de frío.

¿Has probado alguna vez un abrazo vacío?
Anuncios

Poesía del silencio

Es el bocado ansioso de la duda

y, entonces, tu mirada llega y yo callo

Porque el silencio duele

Y no es poesía, o quizás sí

El silencio sin palabras

O tu risa sin sentido

O las palabras que matan al silencio

Las palabras -ésas-, las que a mí me matan

Esas palabras ásperas e hirientes

Y esa risa que no cuadra

Y luego tu silencio que yo ya conocía

Un futuro que no llega

Un muerto que nunca muere

Quizás volvieras- decía

Quizás no- sabía

Quizás no fuera quizás una palabra

M.E.L.

cropped-20180222_204345

Me sentaría enfrente tuya,
en un café cualquiera que encontrara.

Me acercaría y, sin mirarte,
quisiera decirte:

Eres lo peor que me ha pasado nunca.

Por si así me lo creo.

Sin embargo, no es cierto.

Lo peor es que no me quisieras
y que hicieras esa coraza impenetrable
sobre una charla que no compartimos.

Lo peor es que yo te quisiera.

Me escupirías, lo sé, o sería tu reacción inexplicable.
Igual sonríes. Igual nada.
Contigo es siempre nada.
Y yo,  volver a mi silencio que me espanta.

En vez de eso, te encuentro,
por casualidad, en un mercado.
Y me vuelvo, y corro, y me pierdo.

Me alejo de ese mundo que tú escondes contigo.
Y luego sueño y saboreo mi huida,
amarga, café amargo.

Me hubiera gustado hablarte. Y no tener que decírtelo.
Sólo hablarte en mi silencio y en tu nada.