Nueva York. Otra vez

La calle sale oscura y el cielo se desborda
Los bloques me rodean y me dejan sin sombra
Los coches me persiguen, la noche se enfurece
Las luces iluminan el cielo incandescente

Y yo corro sin rumbo y pierdo la cabeza
Añoro tu presencia y huyo de tu carencia
Me siento solitaria, perdida entre el gentío, 
y me muevo sin rumbo, deshago mi camino

Por si en la encrucijada tu alma yo encontrara, 
una vida sin nombre y una dulce nostalgia
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s